17 años de edad, Lola Franklin se escapa de casa, lo que permite que todos crean que fue secuestrada. (FILMAFFINITY)