Un ex-soldado que trabaja como guardia de seguridad debe proteger a una niña de 11 años que corre un grave peligro. La muchacha ha sido testigo de un asesinato y por eso se ha convertido en el blanco de unos peligrosos delincuentes.