Como si de Walking Dead se tratara, esta película desarrollada bajo un contexto apocalíptico narra cómo un virus se ha propagado por todo el país. Los protagonistas serán una familia de granjeros que ven como su hija mayor de 16 años es infectada y, poco a poco, durante un período de seis semanas, va convirtiéndose en una come carne.