Dos videobloggers abren por accidente un portal entre el mundo del cine basura y el nuestro. Que, siendo sinceros, también un poco basura. Pero sin zombis.